Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views : Ad Clicks : Ad Views :

Nefasta temporada para el transporte terrestre

La cantidad de pasajeros que viajaron en ómnibus de larga distancia este verano se redujo en un 80% en relación a la temporada anterior y la demanda continúa descendiendo, informaron desde la Cámara Empresaria de Ómnibus (CELADI).

Acostumbrados a la postal de una terminal repleta de buses y personas dispuestas a pasar las fiestas o disfrutar del verano en alguno de los más de 1600 destinos que conecta regularmente el ómnibus de larga distancia, en enero el balance para el sector dista mucho de esa realidad. En todo el país, se repite una y otra vez la imagen de estaciones vacías, sin buses, o con apenas unos pocos, a pesar de que el servicio terrestre opera desde hace semanas sin restricciones para el turismo y con valores de boletos pre-pandemia.

De los 1500 a 1800 servicios diarios que solían ingresar o partir, por ejemplo, de la terminal de Retiro durante esta época del año, hoy apenas, (por los límites establecidos por la autoridad porteña) pueden hacerlo unos 135 buses al día. Pero más allá del impacto de las restricciones, la caída en la cantidad interanual de pasajeros promedia el 80%, y en algunos destinos lo supera.

Un relevamiento realizado por la CELADI entre las principales compañías de buses evidenció una preocupante coincidencia: “Estamos, sin lugar a dudas, frente a la peor temporada estival de la que se tenga memoria”, coinciden empresarios sectoriales de todo el país.

Dependiendo del corredor, apenas viajaron en el último mes entre un 15% y un 25% de los pasajeros, comparado el mismo período el año anterior, poniendo en serio riesgo la supervivencia de un sector que, tras 9 meses imposibilitado de trabajar, ha consumido todo su tanque de reserva.

Como consecuencia de la caída de la demanda, sumado a la restricción aplicada por algunas jurisdicciones, la cantidad de frecuencias también se desplomó, prestándose a duras penas un 25% de los viajes en comparación al mismo período el año anterior. Como resultado, el sector mantuvo entre un 75% y 80% de su flota y personal ocioso.

En el caso de los servicios regulares de larga distancia internacional la situación es aún más catastrófica y el parate es total. Desde marzo pasado, cuando se cerraron las fronteras terrestres, los viajes que las empresas argentinas realizaban a diario a decenas de destinos en Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia, Chile y Perú fueron suspendidos y aún hoy, casi 11 meses después, siguen sin reanudarse.

Así las cosas, desde CELADI lamentaron el fin de los ATP, lo que “vuelve a “sembrar de incertidumbre” el futuro laboral de más de 16 mil personas que trabajan en la actividad. Señalaron que los recientemente anunciados “Repro II” apenas representan una tercera parte del monto del ATP, y aún con los fondos de ayuda excepcionales sobre los que hoy trabaja el Ministerio, los números para sector continúan con un marcado rojo.

  • Facebook
  • Twitter
Esta altura div necesaria para habilitar la sticky sidebar